• es

Acné y la Resistencia a la insulina

3 febrero, 2019

 

La resistencia a la insulina es la menor respuesta de los tejidos a la acción de la Insulina.
La insulina es una hormona secretada por el páncreas, encargada de gestionar la glucosa, que es la principal fuente de energía para nuestro cuerpo.

En algunos tejidos de nuestro cuerpo, la insulina actúa como una llave que permite la entrada de la glucosa en las células. Es decir que los alimentos que ingerimos, llegan a la puerta de la célula en forma de glucosa en sangre, y con la llave abren la puerta. Allí, la glucosa entra en la célula, donde se transforma en energía.

Es muy importante que la glucosa permanezca el menor tiempo posible circulando libremente en la sangre ya que allí es tóxica y carameliza.

Si hay insulinorresistencia, las células no responden a la insulina, y esta no puede hacer su trabajo, demandando al páncreas una mayor producción de insulina para realizar sus funciones, llevando así a una condición de hiperinsulinemia.

x

insulinaxx

x
¿Por qué aparece la resistencia a la insulina?

Cuando el consumo de nutrientes con una carga glucémica elevada se mantiene en el tiempo, aparece la resistencia a la insulina.

La carga glucemica es un parámetro que mide cómo un alimento afecta a nuestra glucemia.

Los dos mecanismos principales por los que se desarrolla la resistencia a la insulina son: un exceso de grasa en los órganos viscerales y una inflamación de bajo grado producida en muchos casos por la proliferación de tejido graso que a su vez libera citoquinas proinflamatorias. Esto no ocurre en todos los tejidos. Hay tejidos que tienden a ser resistentes y otros que son metabólicamente protegidos y no necesitan la insulina para captar esa glucosa. Es decir nunca generaran resistencia a la insulina.

La dificultad de situar la glucosa en el músculo y el hígado hace que finalmente vaya a parar al tejido adiposo. En la sangre no se puede quedar, porque a altos niveles es tóxica.

¿Cuales son las consecuencias de la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina puede generar disfunciones muy distintas, desde patología de piel o de órganos sexuales.

Bajo la influencia de la resistencia a la insulina, a partir del colesterol, se desencadenan una serie de reacciones que, con la ayuda de determinadas enzimas, pueden inducir la transformación de testosterona a estrógenos o a la inversa.

En las mujeres, la resistencia a la insulina provocará una conversión de los estrógenos en testosterona, provocando más vello en el cuerpo (hirsutismo), voz más grave, quistes en los ovarios (SOP) o aumento de la prolactina y amenorrea.

En hombres provocará la conversión de la testosterona hacia estrógenos. Como consecuencia los hombres presentarán mamas agrandadas.

Otro ejemplo es el efecto de la insulina en el desarrollo de patologías como el acné, una patología presente solo en las sociedades occidentales. Ninguna sociedad primitiva cazadora-recolectora sufría de acné.

El proceso es el siguiente: el exceso de insulina induce la liberación del factor de crecimiento IGF1, parecido a la insulina.
Este factor de crecimiento, genera un crecimiento desorganizado del tejido epitelial, dificultando que el sebo de la piel salga al exterior y éste se enquiste y se infecte.

x

x

¿Que puedo hacer para mejorar la resistencia a la insulina y por consiguiente el acné?


1. Cambios de dieta:

Eliminar todo tipo de azucares y alimentos procesados.
La dieta para la resistencia a la insulina no debería considerarse como una dieta, sino como un cambio de habitos hacia una  vida saludable.
Los alimentos que están altamente procesados, como panes blancos, pastas, arroz y refrescos, se digieren rápidamente y aumentan los niveles de azúcar en la sangre. Esto ejerce un estrés adicional sobre el páncreas, el cual tiene que producir una mayor cantidad de la insulina.
Comer alimentos ricos en fibra y comidas variadas, es decir, no solo comidas a base de carbohidratos, puede ayudar a retrasar la digestión y aliviar el exceso de trabajo sobre el páncreas.

Dato muy importante a tener en cuenta a la hora de comer es la carga glucémica de un determinado alimento.
El índice glucémico es la capacidad que tiene un alimento de elevar la cantidad de azúcar en sangre después de ser ingerido.
Siempre es el mismo para un alimento determinado, independientemente de la cantidad ingerida. Así por ejemplo, el pan blanco, con un IG entre 70 y 90, está considerado un alimento de alto índice glucémico.

La carga glucémica varía según la porción de un alimento. Así que, 100 gramos de pan blanco tendrían una CG mínima de 20 unidades, lo cual equivaldría a una alta carga glucémica, mientras que unos 10gr (lo que sería una rebanada), equivaldría a una CG de 4 unidades, es decir, que tendría una baja carga glucémica.
De hecho, la carga glucémica se calcula multiplicando el índice glucémico de un alimento por los gramos de carbohidratos de la porción que se vaya a consumir, para dividir el resultado entre 100.

Con respecto al numero de ingestas diarias de comida, hay estudios científicos que demuestran que, en lugar de hacer varias comidas al día, es recomendable reducir el numero de las ingestas separando mas las comidas. Dos veces a la semana seria recomendable practicar un ayuno intermitente: o sea saltarse una comida. Su beneficio inmediato es un aumento de la capacidad de quemar grasa y reducción drástica de los marcadores inflamatorios que circulan en la sangre.

x
closeup of a signboard with the text paleo diet on a table full of different raw vegetables, a bowl with some chicken eggs and a chickenx

x
2. Ejercicio físico a diario:

No enfocado exclusivamente  en perder peso.

El movimiento es capaz de regular parte de nuestro metabolismo.
La contracción muscular, al activar la proteína AMPK es capaz de movilizar el receptor de glucosa independientemente de la insulina.
Es decir, podemos introducir la molecula de glucosa al interior de la célula sin la necesidad de la insulina.

El movimiento en ayunas (3 horas sin comer nada) es capaz de movilizar los receptores GLUT4 sin necesidad de insulina.

La actividad física practicada de manera regular, aumenta resiliencia y tolerancia a sufrir patologías o estrés.

Personas no muy entrenadas pueden empezar con una practica de 3 estimulos a la semana.
Existen varios estudios científicos donde se determina que la mínima dosis efectiva de ejercicio son:

– 2 sesiones cortas de alta intensidad (10-15 minutos)
– 2 sesiones más largas (pasear y algún ejercicio funcional)
por un  total de  2,5 horas a la semana.

En estos estudios se han encontrado que a las 6 semanas había cambios de los analisis (cortisol matutino – variable de estrés, y otros marcadores).
Recordamos que no es lo mismo actividad física que realizar ejercicio (fitness).

x

x

3. Remedios naturales que pueden regular los niveles de glucosa en sangre:


x

CROMO:
El cromo es uno de los 13 oligoelementos esenciales necesarios en la fisiología del organismo ya que interviene como activador importante en numerosas reacciones enzimáticas del metabolismo.

Su acción consiste en una mejora de la sensibilidad de los glucoreceptores del sistema nervioso central y sus efectos son:

– inducir la sensación de saciedad,
– regular la necesidad imperiosa de consumir carbohidratos
– movilizar las reservas de grasas del organismo para producir energía.

x

BERBERINA (opción natural de la metformina):
La berberina se extrae directamente de la hierba china Coptis Chinensis y se ha utilizado como tratamiento para la diabetes desde la antigüedad hasta nuestros tiempos.
La berberina reduce la tasa de azúcar en sangre y disminuye los lípidos sanguíneos (colesterol, triglicéridos)
Se ha demostrado que el consumo de la berberina durante el día o en ayunas puede reducir los niveles de azúcar en sangre en tan solo tres meses (como la metformina)

x
CANELA:
Consumir menos de la mitad de una cucharada de canela al día, puede ayudar a disminuir los niveles de azúcar en sangre de personas con diabetes tipo 2, mejorando al mismo tiempo la capacidad de respuesta a la insulina.

x
VITAMINA A:

Controla y regula las glándulas sebáceas de la piel.
Puede matar las bacterias patógenas en la piel. Regula el aceite que proviene de la piel.
Racutan es vitamina A en grandes dosis.

x
VITAMINA D:
Estudios cientificos realizados en animales han demostrado que la vitamina D es factor determinante para la secreción normal de insulina y que la vitamina D mejora la sensibilidad a la insulina.

x

HIERBAS PARA DRENAR HÍGADO y VESÍCULA BILIAR:

La bilis ayuda a
descomponer y absorber las grasas (y por tanto las vitaminas liposolubles A y D)

x
VITAMINA B5:

Favorece la calidad de la piel. Se consume con el estrés.

x
VITEX:

Ayuda a regular el equilibrio entre los estrógenos y la progesterona. El aumento de andrógenos empeora el acné.

xx
“Este artículo es meramente informativo y no intenta hacer diagnóstico, ofrecer tratamiento médico o nutritivo ni reemplazar algún tratamiento médico o nutricional al que estés sometido. Deberías consultar con un terapeuta cualificado o nutricionista antes de tomar estos productos”.

Cristina Mora

Tiziana Monti
Acupuntura y Medicina Tradicional China

Posted in Blog