• es

¿Deberíamos volver a la dieta del paleolítico?

30 abril, 2016

Trucos para adelgazar antes del verano

  Tenemos que tener en cuenta que actualmente se come más de lo necesario y en cambio se gasta menos energía debido a nuestra vida sedentaria.   Para entender este concepto sólo tenemos que remitirnos al “hombre de cromañón”: era delgado, se alimentaba, como el resto de mamíferos, de lo que ofrecía la naturaleza y la actividad física era necesaria para la supervivencia.   Con el neolítico, el hombre cesa de ser su predador para convertirse en productor. Con el sedentarismo aparecen alimentos desconocidos hasta entonces: cereales, productos lácteos, azúcar y sal.   A escala evolutiva, nuestra alimentación ha cambiado muy deprisa y de manera reciente. Para algunos investigadores esta es la explicación más probable de muchas de las enfermedades de nuestra era, entre las cuales figura el sobrepeso.   El hombre de cromañón apareció entre 30.000 y 50.000 años. Por lo tanto, hasta que apareció el neolítico, hace 10.000 años, nuestra especie ha seguido el mismo régimen alimentario a base de caza, pescado y verduras recolectadas y consumidas enseguida.   No debemos tampoco volver al verdadero régimen de la edad de piedra, a base de tubérculos  o intectos, pero sí debemos satisfacer nuestras necesidades con los al