Biorresonancia

TERAPIA DE BIORRESONANCIA CON MÁQUINA MORA

 

¿Qué es?

 

Descrito ya por Einstein, la materia lleva asociada una vibración. Toda materia está asociada a una onda o vibración u oscilación electromagnética y la materia está gobernada por la vibración que la acompaña.

 

Los sistemas y substancias biológicas emiten radiaciones magnéticas.  Todos los organismos vivos poseen campos eléctricos de naturaleza compleja.  Estos campos desaparecen por completo con la muerte.

 

No hace mucho tiempo que se tiene conocimiento de que los campos y las frecuencias electromagnéticas se anteponen a los procesos bioquímicos en la medida en que los dirigen,  algo que aún no ha conseguido penetrar en nuestra conciencia de la visión general del mundo.  Se sigue creyendo que el cuerpo es una especie de máquina de combustión, cuyas funciones tienen una naturaleza exclusivamente bioquímica.

 

El cuerpo electromagnético ha de observarse por separado del cuerpo sólido y, al contrario que éste, modifica permanentemente su intensidad luminosa y cambia de continuo su forma y localización según su estado patológico, fisiológico, o psicológico.   El cuerpo electromagnético presenta una estructura más compleja que la del cuerpo sólido.  Si tuviéramos la oportunidad de verlo, nos mostraría una imagen completamente distinta.

 

  • Apreciaríamos los chacras y sus colores
  • Contemplaríamos docenas de meridianos de acupuntura
  • Observaríamos varios centenares de puntos de acupuntura

 

Al contrario que el cuerpo sólido, en el que todo adopta una posición clara, con un volumen definido y límites seguros,   en el cuerpo electromagnético no hay límites determinados, sino todo lo contrario.  Un sistema de comunicación altamente desarrollado, compuesto por ondas electromagnéticas y fotones en intercambio permanente de información a gran velocidad dentro de las células y entre ellas;  domina los acontecimientos con una rapidez mucho mayor que la de los sistemas de comunicación que nos son conocidos, a saber, los de las fibras nerviosas, las hormonas y otras moléculas.

 

El cuerpo electromagnético es invisible.  No puede percibirse directamente.  A pesar de que nuestro entorno está repleto de ondas electromagnéticas –como la radio, la televisión, el teléfono-, no nos es posible reproducir la imagen de su modelo de ondas correspondiente.  Nos resulta igual de imposible percibir el cuerpo electromagnético, si bien somos capaces de reproducirlo de forma indirecta en nuestra imaginación.  Todos estos motivos representan un “problema sin resolver” en la biología y la medicina actuales.

 

Si las ondas electromagnéticas existen y se pueden medir y emplear sus radiaciones de forma técnica, también pueden transmitirse de manera útil y práctica al cuerpo electromagnético de las personas y de los animales.

El Dr. Franz Morell y el ingeniero Erich Rasche se basaron en los últimos fenómenos descubiertos y conocidos para desarrollar en 1975 un sistema de test emisor-receptor (TSE) que transmitía de forma electrónica la radiación electromagnética de los medicamentos en la medición de la electroacupuntura, (de forma similar a un aparato de emisión y recepción radiofónica).

Pronto se demostró mediante experimentos posteriores que podían obtenerse éxitos terapéuticos en el hombre mediante la amplificación apropiada de la información de los medicamentos.  De este modo las vibraciones del paciente circulan por la máquina y las filtra fortaleciendo las vibraciones saludables y neutralizando las inarmónicas.

BIORRESONANCIA MORA

¿En qué consiste una sesión de biorresonancia?      

Primero se conecta al paciente a la máquina de biorresonancia mora, mediante contacto físico a través de los pies y las manos. A continuación el terapeuta procederá a testar donde está el foco primario del desequilibrio:

  • Cabeza
  • Cuello
  • Torax
  • Abdomen
  • Pelvis
  • Articulaciones
  • Nervios

La zona que de positiva como más afectada, será testada en cada una de sus partes (por ejemplo: en cabeza se puede testar: Ojo, y si este da resonancia, podemos testar: retina, coroides, esclerótica, iris, nervio óptico, etc). De este modo se va testando hasta encontrar el origen del desequilibrio.

Una vez testado el cuerpo por partes se procederá a testar los diferentes factores que puedieran estar influenciando/causando este desequilibrio:

  • Geopatías
  • Electroestrés
  • Acidosis/alcalosis
  • Cicatrices
  • Disbiosis
  • Alergias e intolerancias alimentarias
  • Estrés por metales
  • Carencia de vitaminas y oligoelementos
  • Estrés causado por vacunas
  • Estrés medioambiental (contaminación)
  • Agentes patógenos (bacterias, virus, parásitos)
  • Degeneración del tejido (quistes, tumores benignos y malignos)
  • Alteraciones hormonales
  • Alteraciones psíquicas
  • Alteraciones en los chackras

Finalmente, después de testar lo que  puede ser el foco del problema, el terapeuta puede proceder testar los remedios que cree necesarios para el tratamiento. Es decir, puede testar cuanto de eficaz puede ser un remedio para una persona en particular.

¿Y además de testar se puede tratar con la máquina de biorresonancia?

Efectivamente, se puede tratar mediante las  frecuencias de onda que la máquina a testado del propio paciente, fortaleciendo aquellas ondas que hayan aparecido debilitadas y neutralizando las inarmónicas.

Además la máquina posee una serie de programas de terapia estándares que se pueden utilizar sin testar previamente la persona. Algunos ejemplos de programas terapéuticos son:

  • Regulación del sistema hormonal
  • Regulación de las condiciones menstruales
  • Caída de cabello
  • Terapia sobre el campo perturbador de una cicatriz
  • Neutralizar el estrés creado por una geopatía

Etc

¿Para qué casos es indicado el tratamiento con máquina Mora?

La máquina Mora puede utilizarse para cualquier tipo de patología:  lo que hace es testar cuál es el foco del problema y testar cuál es el remedio más indicado.

Puede utilizarse para desequilibrios ginecológicos, dolores, afección gastro-intestinal,  sistema inmune debilitado, migrañas, dermatología y para problemas para los que la medicina convencional no sabe catalogar.

Con la máquina podemos ver:

  1. Desequilibrios hormonales
  2. Intolerancias a algún alimento o alergias
  3. Posible contaminación por metales pesados
  4. Infección por hongos o parásitos
  5. Bloqueo por cicatrices en el cuerpo
  6. Estrés provocado por una geopatía o por electro-estrés (influencia de aguas subterráneas, campos electromagnéticos y eléctricos sobre el cuerpo humano)
  7. Bloqueo en alguno de los chakras energéticos
  8. Falta de algún micronutriente (vitaminas, minerales, aminoácidos u otros)
  9. Si hay acidez corporal, fermentaciones o putrefacción intestinal
  10. Algún factor de estrés medioambiental causante del desequilibrio

Con la máquina mora podemos identificar qué parte del cuerpo está afectado o es el origen del desequilibrio. También podemos testar cuál de los remedios será más adecuado para la persona en particular.

¿Puede ayudar el tratamiento con biorresonancia para la fertilidad?

Este es el principal motivo de consulta para la cual utilizamos la máquina de biorresonancia. Con ella podemos detectar posibles desequilibrios que no se pueden localizar con la medicina convencional y enfocar el tratamiento más apropiado para cada caso.

Con la máquina podemos ver:

  • Desequilibrios hormonales
  • Hipotiroidismo subclínico
  • Intolerancias a algún alimento (como el gluten causante de problemas de infertilidad)
  • Posible contaminación por metales pesados
  • Candidiasis o afectación por otro hongo o parásito
  • Cicatrices que estuvieran bloqueando el embarazo (por ejemplo cicatrices encima de meridianos estratégicos para la reproducción)
  • Estrés por geopatía o por electroestrés (influencia de aguas subterráneas, campos electromagnéticos y eléctricos sobre el cuerpo humano)
  • Si hubiera un bloqueo en alguno de los chakras

Además con la máquina de biorresonancia Mora se puede testar si huebiera alguna incompatibilidad entre la esperma del hombre y la mujer que se está testando.